No importa si eres súper cuidadoso con tu ordenador siempre existe la posibilidad que se ensucie de algún modo, ya sea con algún liquido o alguna otra sustancia que pueda caerle. O al contrario, si eres de las personas que NUNCA limpian su ordenador quizás no te sirva de nada esto.
No se ustedes pero cuando recibí mi Macbook Pro fue todo un evento que no me lo podía creer lo emocionado que estaba, lo cuidaba demasiado que no le pasara nada ni se ensuciara. Lo que pasa es que con el paso del tiempo y las condiciones en donde trabajamos, puede que nuestro ordenador se llene de polvo, o alguna otra suciedad y es cuando tenemos que pasar a las tareas de limpieza.
Al ser mi primer Macbook Pro de Aluminio no sabia exactamente con que podía limpiar la superficie de este, ya que temía que se manchara si utilizaba algún producto de limpieza regular.
Después de varias horas de buscar por diversos blogs, no pude encontrar nada de utilidad así que me di a la tarea de crear mi propio método de limpieza.
Lo primero es quitar (si tenemos) cualquier carcaza o protector. Desconectamos todos los periféricos que este pegados a él (mouse, impresoras, Flash Drives, etc) podemos quitar la batería también.
Si podemos tener acceso a una sopladora de aire (eléctrica o aire comprimido en recipientes) soplar por todos los orificios del ordenador, teclado, USBs, MacSafe Connector etc. Esto hasta eliminar cualquier residuo de polvo o cualquier otra cosa que pudiera estar dentro de estos huecos.
Ahora lo que necesitamos es utilizar unas Toallas húmedas (como las que usan para los bebés), es importante usar las que solo contienen agua, ya que existen algunas que ademas de agua contienen aromas, jabón, talco etc. También se puede utilizar un pedazo de tela que no suelte “pelos” o pequeños residuos, ya que tendremos que volver a limpiar el ordenador para quitarlos.
Podemos usar las toallas húmedas para limpiar todo el ordenador, la carcaza, el teclado, el trackpad y la pantalla. Solo recuerden tratar de usar otra toalla para sostener el Macbook, así de este modo no dejaremos nuestras manos marcadas en la carcaza.
Espero les sirva de algo esta información, y recuerden que no hace falta usar ningún tipo de liquido limpiador o removedor, ya que se podría manchar. Con una toalla húmeda es mas que suficiente…. jeje 😛